El impacto económico de los ciberataques

El número de ciberataques en el mundo se multiplicó por 5,5 el 2013, en comparación con el año anterior, y la venta de los datos sustraídos movió unos 48,2 billones de euros a nivel mundial, según explicó el pasado 1 de diciembre el director general del Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (CESICAT), Xavier Gatius.

En una mesa redonda sobre ciberataques celebrada hace unas semanas en el Ilustre Colegio de Abogados de Cataluña (ICAB) con motivo del Día Internacional de la Seguridad Informática, Gatius aseguró que la realidad actual es que el cibercrimen organizado cada vez tiene más nivel de experiencia, pero también es verdad que algunas empresas son muy vulnerables a los ciberataques.

Ataques a la instituciones gubernamentales

El pasado mes de noviembre, la Generalitat fue víctima del ciberataque más importante sufrido en Cataluña. Se trató de un tipo de ataque conocido técnicamente como “denegación de servicio de origen distribuido”. En concreto, consistió en hacer entrar a las webs de la Generalitat un tráfico 20.000 veces superior al habitual el día 8 y 60.000 veces superior, el día 9, coincidiendo con el proceso participativo del 9N.

En la misma mesa en que participaron el presidente de la sección de Derecho de las Tecnologías de la información de la ICAB, Manuel Martínez; el experto en computación forense, Juan Carlos Ruiloba; el vicepresidente internacional de ISACA, Ramsés Gallego; el coordinador de Auditoría y Seguridad de la Información de la Autoridad Catalana de Protección de Datos, Ramon Miralles, y el presidente de la Sección de Propiedad Intelectual de la ICAB, Jordi Bacaria, los expertos lamentaron la carencia de medidas de seguridad, especialmente de pequeñas y medianas empresas.

En relación con el CESICAT, el Gobierno catalán ha aprobado recientemente la memoria previa del Anteproyecto de ley que transformará el Centro de Seguridad de la Información en Cataluña (CESICAT) en el organismo gubernamental encargado de gestionar la ciberseguridad en Cataluña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *