¿Cuál es el mejor firewall?

El cortafuegos o firewall está dispuesto en una red para evitar que entren al sistema datos no autorizados, bloqueando todo lo que no cumpla las configuración de seguridad, y permite así el libre tránsito de las comunicaciones que sí cumplen con estos criterios. Todo esto mediante la limitación, cifrado y descifrado de toda la información que llega al dispositivo y puede ser aplicado bien sea en el hardware, software o ambos.

Existen cientos de firewall y en su mayoría todos son funcionales para cualquier equipo, pero el mejor simplemente es aquel que se ajuste a las necesidades del consumidor. Hay algunos cortafuegos que son gratuitos y son verdaderamente buenos protegiendo la red, pero siempre es bueno tener un antivirus para que la protección sea suficiente y abarque todos los campos del dispositivo.

El impacto económico de los ciberataques

El número de ciberataques en el mundo se multiplicó por 5,5 el 2013, en comparación con el año anterior, y la venta de los datos sustraídos movió unos 48,2 billones de euros a nivel mundial, según explicó el pasado 1 de diciembre el director general del Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (CESICAT), Xavier Gatius.

En una mesa redonda sobre ciberataques celebrada hace unas semanas en el Ilustre Colegio de Abogados de Cataluña (ICAB) con motivo del Día Internacional de la Seguridad Informática, Gatius aseguró que la realidad actual es que el cibercrimen organizado cada vez tiene más nivel de experiencia, pero también es verdad que algunas empresas son muy vulnerables a los ciberataques.

Diferencias entre software libre y código abierto

Como todo el mundo sabe el software es la parte intangible del ordenador, el programa o conjunto de programas que permiten a un ordenador  realizar unas tareas, o sea, trabajar inteligentemente. Pero esta manera de trabajar puede ser dirigida o más libre, y es aquí donde se ha creado toda una filosofía informática dirigida a quien quiere trabajar sin seguir los estándares de las grandes compañías. Es el mejor regalo que nos han hecho los programadores a la humanidad en general y a los informáticos en particular.